Arco de arriba y Muralla

Arco de arriba y Muralla

– Protección: teniendo en cuenta que una de las causas de fundación de Salinillas fue la protección de la frontera entre Navarra y Castilla, es lógico el esfuerzo de amurallamiento realizado desde los primeros momentos de vida de la villa, dado que sería necesario dar protección a los habitantes del nuevo núcleo. Las murallas son las que permiten a la ciudad asumir el papel de refugio para la población de los alrededores.

– Topografía: ha servido de alguna manera de refuerzo a las defensas del núcleo, puesto que está delimitado al este por el arroyo denominado “Pilagar”, y en el norte y Oeste por un pequeño riachuelo denominado “pozo del hortelano”, que han tenido el papel de fosos naturales.

 

– Portales: En Salinillas se conservan los dos portales con los que debió contar la villa desde la fundación, y se abren en los extremos de la denominada Calle Mayor, que es la vía principal, como su propio nombre indica. Los documentos los denominan “Portal de la Villa de Arriba”, refiriéndose a la del Nor-Este, y “Portal de la Villa de Abajo” para nombrar la del Sur-Oeste.

Portal de la Villa de Arriba

Portal de la Villa de Arriba

Norteel cuerpo inferior, abierto en arco de medio punto, corresponde a los siglos XVIII y XIX. La parte superior es de principios del XX.

Portal de la Villa de Abajo

Portal de la Villa de Abajo

Sur: aún conserva al exterior los escudos de los Sarmientos y Ayalas, labrados en el mismo sillar. La puerta fue renovada en 1786, qué afectó a su parte superior. Al igual que el norte, es un arco de medio punto, formando una pequeña bóveda, y aparecen protegidos por torreones cuadrangulares.